Los niños en la playa

 

Una de las salidas al aire libre que más disfrutan los niños es la playa, para que esta salida sea tranquila, se deben tomar varias precauciones con los niños. En primer lugar, todo niño debe usar bloqueador solar, ya que su piel es muy sensible y blanca. Con un bloqueador solar se evitarán quemaduras innecesarias, además de impedir que el efecto residual de los rayos UV se vayan acumulando en su cuerpo se debe elegir una crema con un factor protector superior a 30 y que sea resistente al agua, extenderla por todo el cuerpo, incluir la nuca, los pies, manos, y orejas, por lo menos media hora antes de ir a la playa, recuerda volver a poner bloqueador cuando haya pasado bastante tiempo, o luego de un baño prolongado en el agua. El sudor y el agua, por más que el producto diga que no se va, hacen que pierda efectividad.

 

Debes estar siempre atento y alerta en donde se encuentre el niño. Ellos en la playa se pierden con mucha facilidad, por lo que no debemos perderlos de vista ni distraernos en ningún momento. Los niños deben bañarse en la orilla, nunca en lo profundo, cuando vaya solo al agua, no le quites los ojos de encima, y debes mantenerte a una distancia cercana. Si te bañas con él, podrás llevarlo un poco más hacia lo hondo, pero no tanto. No te fíes de las corrientes de agua es preferible buscar una playa segura y tranquila, sin mucho oleaje y recordar que lleve siempre flotadores de brazos.     

No es aconsejable llevar a bebés menores de 6 meses a la playa, ya que a los bebés de esta edad no se les puede aplicar crema protectora, esta podría causarles reacciones alérgicas. Sería conveniente que llevaras siempre una botellita de agua para tu hijo ya que los niños pequeños se pueden deshidratar fácilmente.

Publicidad:
{column1}
{column0}
{column2}
Inicio - Quienes Somos - Como Publicar

Pago en Linea - Registra tú Pago - Contactanos